Etiquetado como: libertad

Reflexión en la ponencia de la Leyenda Negra


A raíz de mi ponencia en la jornada de la Leyenda Negra quiero destacar una reflexión en voz alta.

No hay mayor libertad que la educación, que por cierto se “mamá” en casa, la cultura y el conocimiento de la historia.

No hay mayor cárcel que la ignorancia que normalmente conduce a la mentira.

No hay mayor condena que observar impasible como te dicen lo que eres cubriéndote con un negro manto, ni siquiera cuando te alaban cambiando ese manto por un rosa con tono de romanticismo.

Nada como conocer el pasado, estar orgulloso del origen y mirar al futuro de frente.

Nada como ser cada uno lo que quiere ser sin dejarse llevar por lo que dicen que eres.

Orgulloso de la civilización española que personalmente considero que es de las más importantes después de la griega y la romana, de las que por cierto bebe: de la griega la filosofía y de la romana el ordenamiento.

La Libertad

Elogio de la libertad

La libertad Sancho es el mayor bien que puede venir a los hombres. Con ella no pueden igualarse los tesoros que encierra la tierra ni el mar. Por la libertad, así como por la honra, se puede y debe aventurar la vida. Por el contraío, el cautiverio es el mayor mal que puede venirnos.

Absolutamente nada merece la pena si con ello perdemos nuestra libertad. Me parece demasiado duro hacer exclavos a quien Dios y la naturaleza hizo libres. No está bien que los hombres honrados sean verdugos de otros hombres.