Informe sobre la pobreza (FOESSA)

FOESSA. Fomento de Estudios Sociales y de Sociología Aplicada / CARITAS ESPAÑOLA

Un nuevo informe de Cáritas y la Fundación Foessa indica que el 16% de la población en alquiler experimenta un nivel extremo de estrés financiero, es decir, destinan más del 60% de sus ingresos a ese pago La vivienda asfixia a más de tres millones de personas: 6 de cada 10 euros los dedican a casa, comida y suministros.

La vivienda se ha convertido en un quebradero de cabeza para numerosas familias en España, sobre todo para aquellas con menos ingresos. Los gastos relacionados con el pago de la casa y sus suministros son los que más se han incrementado en los presupuestos familiares, desequilibrando así las cuentas de millones de personas, indica la Fundación Foessa y Cáritas en su nuevo informe: del informe Análisis y Perspectivas 2023. Ingresos y gastos: una ecuación que condiciona nuestra calidad de vida, donde aseguran que tres millones de hogares (16,8%) se sitúan por debajo del umbral de la pobreza severa.

En los últimos años, señala el informe, las familias con menos ingresos han invertido más de seis de cada 10 euros (63%) en gastos de vivienda, suministros y alimentación frente a los menos de cuatro de cada 10 euros que gastan las familias con mayor nivel de ingresos.

Si bien es una buena noticia que los ingresos en España hayan experimentado un incremento del 11% desde 2008, añade el estudio, también advierte de que “el contexto inflacionario de los últimos meses ha provocado que los gastos familiares hayan aumentado en un 30%”. Esa disparidad es aún más acusada entre los hogares más humildes, ya que “el incremento de ingresos en estas familias ha sido prácticamente inexistente (0,5%)”.

“Sirve de muy poco ese aumento de los ingresos si las condiciones de vida no mejoran”, indica Daniel Rodríguez, miembro del equipo de estudios de la Fundación Foessa, que ha destacado la importancia de que se amplíe la vivienda social para que sea asequible para la población más vulnerable.

Asimismo, ambas organizaciones han señalado que un total de 2,5 millones de personas “son pobres a pesar de que trabajan”. “Se trata de personas que madrugan, que cumplen con su trabajo, pero los ingresos que obtienen no les permiten salir de situaciones de pobreza”.

En las últimas crisis, indica Cáritas Española, ha habido una constante y es que son las familias más vulnerables las más afectadas. Así ha ocurrido desde la crisis económica de 2008, cuando aumentó la exclusión social, y después, en 2015, indican ambas organizaciones, la recuperación “no llegó para todos”. En 2020, la pandemia también “se cebó con las personas con empleos precarios y con las familias con hijos a cargo”, así como con las personas migrantes.

Familias que recurren al subarriendo de habitaciones. El precio de la vivienda no deja de subir, la casa que en 2015 valía 100.000 euros ahora cuesta 150.000 euros, un incremento que para muchas familias es imposible de asumir y deja como única opción habitacional el alquiler, si bien también se ha incrementado notablemente, un 44% según el portal Idealista.

Además, indica el informe, en un intento por encontrar soluciones económicas y sostenibles, cada vez más familias se ven obligadas a recurrir a fórmulas como el subarriendo de habitaciones. En apenas cinco años, el porcentaje de familias con esta casuística ha experimentado un notorio aumento, llegando al 6,6% en 2022 (más de 1,2 millones de hogares).

También se está registrando un incremento en el número de familias que residen en viviendas inseguras, llegando al 23,2% en 2021, lo que implica que más de 4,2 millones de hogares viven en pisos compartidos o cedidos sin contrato en vigor o en situación de desahucio.

De manera paralela, la cifra de familias que habitan viviendas inadecuadas, aquellas que no cumplen con las condiciones mínimas dignas para la vida cotidiana, “también ha experimentado un preocupante aumento, pasando del 25% en 2018 al 30% en 2021 (5,6 millones de familias)”.

Posibles soluciones. El estudio propone algunas consideraciones tanto en la esfera de los ingresos como en la de los gastos para mejorar el equilibrio financiero de los hogares. Por ello, considera fundamental que se pongan en marcha acciones concretas y efectivas de intervención para garantizar el acceso a una vivienda digna y adecuada, como es la ampliación del número de viviendas sociales en alquiler, así como el de viviendas de emergencia, “lo que garantizaría un refugio a familias en situaciones de extrema necesidad”.

El informe también destaca la necesidad decoordinar políticas de empleo centradas en los colectivos con un acceso más complicado al mercado laboral, así como abordar la precariedad laboral desde una perspectiva integral, lo que implica reducir la temporalidad en los contratos y la parcialidad en las jornadas.

Asimismo, consideran fundamental realizar los cambios legislativos para que las trabajadoras del hogar alcancen una equiparación plena de derechos laborales y de seguridad social y establecer un sistema de garantía de ingresos mínimos con cobertura suficiente, alcanzando al conjunto de la población en situación de pobreza severa, incluidas las personas en situación administrativa irregular.

En conclusión, a lo largo de este informe se ha explorado detenidamente las complejas dinámicas que determinan las condiciones de vida en la sociedad española, demostrando de manera concluyen­te que, para mejorarlas, no basta con enfocarse únicamente en uno de los dos elementos de la ecua­ción: ingresos o gastos. La mejora integral de la calidad de vida requiere abordar ambos aspectos de manera paralela y coordinada. Una integralidad que debe estar conceptualizada como tal en el centro de cualquier intervención que pretenda mejorar las condiciones de vida de las familias más vulnera­bles, ya sea de los servicios sociales públicos o de las entidades del tercer sector.

Es necesario abordar ambas variables de manera simultánea, probablemente el déficit más pronunciado se encuentra en la actualidad en la esfera de los gastos. Así, a pesar de un creci­miento moderado pero constante en los ingresos, los gastos, mención especial a la vivienda, se han elevado de manera notable, lo que ha generado desafíos significativos en términos de asequibilidad y sostenibilidad financiera para numerosos hogares.

Y si bien es esta una afirmación válida para el conjunto de la población, se hace especialmente manifies­ta para aquellas familias con menores ingresos. En cada crisis que ha atravesado nuestra sociedad, una realidad persistente se hace patente: son los más vulnerables quienes sufren de manera desproporcio­nada las consecuencias más graves. Ya sea en tiempos de recesión económica, crisis sanitarias o desafíos socioeconómicos, los grupos más frágiles de nuestra población enfrentan una carga mayor que termina derivando en un deterioro de sus condiciones de vida superiores al del conjunto de la población.

El informe señala una serie de retos que, como sociedad tenemos sobre la mesa y que tendrían que tenerse en cuenta si queremos aliviar el sufrimiento a tantas familias:

Planificar y coordinar políticas de empleo focalizadas en los colectivos con un acceso más complicado al mercado laboral y que tenga en cuenta la situación personal y familiar de la perso­na trabajadora, facilitando la conciliación; un acceso a la formación que no sea exclusivamente on line para evitar la brecha digital; programas formativos acompañados de acciones socioeducativas para las personas que constituyen colectivos prioritarios.

Abordar la precariedad laboral desde una perspectiva integral. Para lograrlo, debemos trazar un camino que continúe en la senda de la reducción de la temporalidad en los contratos laborales, brindando a los trabajadores y trabajadoras la seguridad y estabilidad que merecen. Asimismo, es esencial abogar por la reducción de la parcialidad en las jornadas de trabajo, permitiendo que más personas accedan a empleos a tiempo completo con todos los beneficios que ello conlleva. Y, por último, en esta lucha contra la precariedad, también se deben mejorar los ingresos, garantizando que estos sean justos y reflejen adecuadamente su contribución a la sociedad. Mejorar estos ele­mentos no solo beneficiaría a la clase trabajadora, sino que fortalecería la base económica y social, promoviendo una sociedad más equitativa y próspera.

Realizar los cambios legislativos necesarios para que las trabajadoras del hogar, en su gran mayo­ría mujeres, alcancen una equiparación plena de derechos laborales y de seguridad social.

Establecer un sistema de garantía de ingresos mínimos con cobertura suficiente, alcanzando al conjunto de la población en situación de pobreza severa, sin excepciones. Con el propósito de que nadie se quede atrás en el horizonte, es necesario que el sistema de garantía de ingresos mire a colectivos hasta ahora excluidos del mismo como pueden ser las personas en situación administra­tiva irregular. Pero también se hacen necesarios ajustes administrativos tales como la simplificación normativa o la posibilidad de que las prestaciones se asignen automáticamente a las personas que cumplan los requisitos sin necesidad de que estas tengan que ser quienes las soliciten.

El mencionado sistema de garantía de ingresos mínimos también debe ofrecer suficiencia en los montos para asegurar que quien percibe la prestación tenga la oportunidad de vivir con un mínimo de bienestar. Para esto es necesario el compromiso tanto del Estado central como de las autonomías ofreciendo complementariedad entre las prestaciones brindadas por cada uno de los niveles de la Administración Pública. Unos montos que, en última instancia, deben ajustarse tanto a los precios reales y al coste de la vida, como a la composición familiar.

El acceso a una vivienda digna y adecuada es sin duda un desafío presente y futuro para nuestra sociedad, y para abordarlo con la valentía y determinación que requiere es fundamental una im­plicación sin reservas en el diseño y aplicación de políticas públicas. El hecho de contar con una vivienda digna, junto con el acceso al agua, energía e internet, es el derecho que abre la puerta y hace posible o no el acceso a otros derechos. Se trata sin duda de la piedra angular del bienestar de las personas, convirtiéndose en un auténtico catalizador de bienestar y acceso a derechos.

Algunas posibles acciones concretas y efectivas de intervención en vivienda serían las siguien­tes. Por un lado, ampliar el número de viviendas sociales en alquiler, lo que brindaría a las familias una opción accesible y segura para obtener viviendas de calidad a precios asequibles. Por otro, incrementar el número de viviendas de emergencia, lo que garantizaría un refugio a familias en situaciones de extrema necesidad y, en última instancia, que nadie se quedase sin techo por adver­sidades económicas.

Acceso al texto completo del INFORME FOESSA: Análisis y Perspectivas 2023. Ingresos y gastos: una ecuación que condiciona nuestra calidad de vida>>>

https://www.caritas.es/main-files/uploads/2023/11/CA%CC%81RITAS-analisis-y-persectivas-2023-digital-.pdf

Cada vez que intento perder el miedo a caer me tropiezo en mi mismo

Hay momentos que me llevan a escribir, en este caso reflexiones, por experiencias vividas en estos días luchando contra el sentimiento de ser apaleado, incomprendido y utilizado. Y no sé porqué llegué nuevamente a La Mancha, El Quijote, y mi pueblo. Os dejo mi «cuento».

—————————-

Bajo la luz tenue de una luna que construye la cuna donde se mece la noche de la mancha granatuleña, paseaba lento mientras la imaginación no dejaba de volar hacia ese cielo infinito manchado de estrellas. La brisa de la noche acariciaba mi cara mientras en los ojos se clavaban las figuras que dibuja la carreta de la osa mayor con la menor.

Aún en mi memoria resonaba la canción de mago, qué duermas bien mi dulcinea: «Dejaré verte crecer, me marcho a vivir donde habita el olvido, intentaré buscar el camino. Cada vez que intento perder el miedo a caer me tropiezo en mi mismo». Miré las manos y la tristeza se apoderó de mi, ¡qué difícil es coger el agua con los dedos!

En mi andar desmoronaba el suelo volcánico, ya tenuemente iluminado por el resplandor que allá en el horizonte anunciaba la llegada del nuevo día, y en su sonido se componía la banda sonora de mi vida.

Recordaba una noche de fiesta y el pregón del imaginario Sancho acompañado de su amigo Don Quijote, donde sin saber aún sí fue una vivencia irreal o un sueño real, paseaba por nuestras tierras manchegas. Se acordó del caballero andante y se sintió un poco así, como el mal andante caballero que nunca fue pero que había siempre rodeado su existencia. Acaso toda su vida se había dejado llevar por un montón de locuras, de ideales irreales, de sueños embrolladores pero no embusteros. Se entristeció aún más. Quizás su existencia sólo había sido eso un torpe caminar en busca de desfacer entuertos ajenos y fue como el agua del río empujada, llevada hacia el mar quiera o no. «Tuvo a todo el mundo en poco, fue el espantajo y el coco del mundo, en tal coyuntura, que acreditó su ventura morir cuerdo y vivir loco», las palabras de D. Alonso Quijano rebotaban en su mente.

Andando pisaba la vereda donde Don Quijote libró la batalla de los Galeotes. «Zas, tin, ton…» Podía escuchar los golpes contra los guardianes que llevaban a Galeras a los presos. Y también podía escuchar las piedras que golpeaban a D. Quijote después de liberarlos, como premio a su locura idealizada, maltrecho y dolorido no podía entender cómo después de desfacer entuertos contra desvalidos su premio era ser lapidado, incomprendido.

Seguí andando y pensando que en esta Mancha que aquí parece empezar, que aquí abre camino sin final,… es antesala del Universo, que sigue siendo el milagro del pan y del vino, eso que bien sabéis vosotros, hombres sufridos en la tierra donde las cebadas, trigales, avenas y centenos, han dado vida y solera a años de lontananza en ese risueño campo con el sol campesino de amores. Aquí empiezan los ocres dorados, los sienas tostados al trasluz de un sol radiante, casi asesino, que amamanta los atardeceres hermosos.

Granátula es tierra que rozó el bueno de Don Quijote y que, llegase a ser tan hidalga como Don Alonso Quijano, pero tan humana y tan fiel, como el bueno de Sancho Panza, porque llegando camino de las Cañadas, reales de apellido, y de esa Mancha tan llana, se encuentra este lugar, diferente y distinto, cuna de Oretanos y obispos, estirpe calatraveña, tierra propensa a crear linajes, hombres ilustres de genio innovador, a veces levantisco, cuna de iluminados, hombres de la iglesia y de las armas como nuestro ilustre D. Baldomero, Espartero conocido en todo el mundo, riqueza de la cultura, la vuestra que es, también la nuestra.

Y así ensimismado di un tropezón y levantando la vista:
– ¡Eh señó! Buenos días.
– Una niñita, preciosa, morena, ojos castaños… ¡Eh! Sí. Hola Dulcinea
– ¡Se acuerda de mí!
– Cómo no recordarte. ¡Cada día estás más guapa! Mi Hada.
– Uy, bueno ya sabe que mi nombre no es Dulcinea.
– Sí pero para mí eres Dulcinea, aquella mujer cuyo origen no importaba sólo que era el sueño del caballero. Sueños… ¡qué difícil es tenerlos sin quedar fuera de la realidad! ¡Qué inalcanzables los hacemos los propios hombres! -se ruborizó un poco.
– Muchas gracias. Me siento como esa hada con tus palabras. Pero, ¿Qué hace por aquí?
– Difícil pregunta, mejor dicho compleja respuesta. Como el caballero andante que tanta fama dio a nuestra tierra, ando perdido, errante. Demasiados sueños en mi faltriquera que para más ende tiene un roto en el fondo. ¿Sabes? Creo que necesito un poco de tu magia, ¿Qué hiciste con la varita, toda hada que se precie tiene una?
Dulcinea esbozó una sonrisa en su cara.

– ¿Pero a tus y tantos aún sigues creyendo en las hadas? –puso una sonrisa un tanto pícara.
– Creo que sé lo que intentas decirme, al final la magia se compone de pequeñas cosas, de pequeños momentos, que tienen su seducción, su embeleso, la atracción…

–¡No puedo creer que necesite esa magia, el señor de los sueños!

Volví a tropezar y despertó del espejismo de Dulcinea y de los sueños. Y como Calderón recordé que los sueños, sueños son…

Sueña el rico en su riqueza,
que más cuidados le ofrece;
sueña el pobre que padece
su miseria y su pobreza;
sueña el que a medrar empieza,
sueña el que afana y pretende,
sueña el que agravia y ofende,
y en el mundo, en conclusión,
todos sueñan lo que son,
aunque ninguno lo entiende.
Yo sueño que estoy aquí
destas prisiones cargado,
y soñé que en otro estado
más lisonjero me vi.
¿Qué es la vida? Un frenesí.
¿Qué es la vida? Una ilusión,
una sombra, una ficción,
y el mayor bien es pequeño:
que toda la vida es sueño,
y los sueños, sueños son.

Y es que los tiempos cambian, así de sencillo. Ahora, las bellas mozas van enjutadas luciendo torso, escote y entre falda de poca tela que con retal se adereza y tangas blancos de hilo, enjaulan su esbeltez entre tacones, menos lejanos que aquellos de nuestro Pedro Almodóvar. Lejanas quedan, por tanto, aquellos vestimentas de nuestras abuelas, con ancha saya de verbina, sobre un refajo o dos de bayeta amarilla y arriba, jubón negro, y… ¡osado sería y la Inquisición, que también dejó huella en nuestro pueblo, bien cumpliría, el que por suerte y más bien eran tiempos de desgracia, pudiese ver tobillo al bies, con piel o sin ella! Buenos tiempos para los jovenzuelos que hacían despertar su imaginación en vuelo constante para saber que habría debajo de jubón, saya o mantón.

Tiempos distintos, ahora todo el mundo te llama amigo por algún suceso insignificante que haya sucedido entre los dos, pero olvidan que la amistad es más que el trato superficial entre dos y que consiste en procurar siempre el bien del otro sin que a ti te importe secundar tus necesidades a las del camarada. «Si da el cántaro en la piedra o la piedra en el cántaro, mal para el cántaro». Un verdadero amigo jamás te haría daño, ni aunque fuera por tu propio bien.

Pero la amistad es algo distinta al cántaro y se lima con la relación, «el roce hace el cariño». Y deseo creer que las personas tienen permanentemente el deseo de olvidar aquellas rencillas que atrás limaron buenas relaciones.

Debe haber refuerzos amorosos en encuentros ya consumados, sin tabúes ni prejuicios. La vida es riesgo, y riesgo es vida. Y flechazos bebidos de la pócima del buen rollo, del roce, del juego, de la carcajada airosa junto a un buen vino. Pero eso sí siendo fieles a nosotros mismos y huyendo del advenedizo que mal trago tiene.

Dedicado: «Y los sueños, sueños son».

Disfruta de cada momento

Os comparto este video, un trocito de Mr. Bean.

¿Os preguntáis que tiene que ver con la Economía? ¿Y con las personas?

  • La vida está hecha de momentos.
  • Está llena de oportunidades.
  • A veces se alcanza al pelotón otras no.
  • A veces se le supera, otras no.
  • No importa que se le supere, se alcance o no. Importa el camino.
  • Siempre hay que disfrutarlo.
  • Hay personas que te ayudarán en el camino.
  • La persona que más te ayudará serás tú mismo.
  • Hay otras que por actitud, mala leche, envida, te pondrán palos… pobres espíritus.
  • Disfruta del momento.

Tres platos manchegos del Quijote


  1. Duelos y quebrantos: tradicionalmente servido los sábados, este plato es un desayuno robusto que preparaba Sancho, el fiel escudero de Don Quijote. Los ingredientes fundamentales son huevos y tocino, a menudo complementados con chorizo, todo ello revuelto y cocinado en una sartén hasta alcanzar una textura suave y apetecible. Es un plato energético, ideal para empezar el día con fuerzas renovadas.
  2. Gazpacho: antes de que el tomate se convirtiera en su ingrediente estrella, el gazpacho en tiempos de Cervantes era más bien un aliño humilde pero sustancioso de pan, agua, aceite de oliva, vinagre y ajo. Se solía preparar en un mortero, moliendo los ingredientes hasta crear una sopa espesa y refrescante, perfecta para las jornadas calurosas de la Mancha.
  3. Olla podrida: este plato, mencionado con respeto en la novela, es un estofado reconfortante que combina carnes diversas como cerdo, ternera, y ave, con legumbres como garbanzos y una selección de verduras. La olla podrida es un reflejo de la cocina de aprovechamiento de la época, donde todos los ingredientes se cocían lentamente en una sola olla, creando un caldo concentrado y lleno de matices.

Informe de los Objetivos de Desarrollo Sostenible 2023

A medio camino de la fecha límite para la Agenda 2030, el Informe de Progreso de los ODS, Edición especial, muestra que más de la mitad del mundo está quedando atrás. Los avances para más del 50 % de las metas
de los ODS son endebles e insuficientes, y el 30 % están estancados o han retrocedido. Estos incluyen metas esenciales sobre la pobreza, el hambre y el clima. Si no actuamos ahora, la Agenda 2030 podría convertirse en el epitafio del mundo que podría haber sido.

La pandemia de la COVID-19 y la triple crisis del cambio climático, la pérdida de biodiversidad y la contaminación están teniendo repercusiones devastadoras y duraderas. Esto se ha visto amplificado por la invasión rusa de Ucrania, que ha provocado el aumento de los precios de los alimentos y la energía, así como del costo de la financiación, creando una crisis mundial del costo de vida que afecta a miles de millones de personas. Los países en desarrollo se llevan la peor parte de nuestra incapacidad colectiva para invertir en los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS).

Muchos se enfrentan a un enorme déficit de financiación y están enterrados bajo una montaña de deuda. Uno de cada tres países corre un alto riesgo de no poder afrontar el servicio de su deuda. Los países desarrollados adoptaron políticas fiscales y monetarias expansivas durante la pandemia y en gran parte han retomado la trayectoria de crecimiento anterior. Pero los países en desarrollo no pudieron hacer lo mismo, en parte por el riesgo de que sus monedas colapsaran. Las corrientes de asistencia oficial para el desarrollo están muy por debajo del histórico compromiso del 0,7 % del INB. Los mercados financieros en general cobran a los países en desarrollo tasas de interés hasta ocho veces superiores a los de los países desarrollados.

La financiación para detener el cambio climático también está muy por debajo de los compromisos y los países desarrollados no han aportado los 100.000 millones de dólares anuales prometidos a partir del 2020.
Mientras tanto, a los países vulnerables de ingresos medios se les niega el alivio de la deuda y una financiación en condiciones favorables, y el Marco Común para el tratamiento de la deuda del G20 sencillamente no funciona.

Los ODS son la hoja de ruta universalmente acordada para superar las divisiones económicas y geopolíticas, restablecer la confianza y reconstruir la solidaridad. La falta de progreso significa que las desigualdades seguirán profundizándose y aumentará el riesgo de un mundo fragmentado que funcione en dos velocidades. Ningún país puede permitirse el fracaso de la Agenda 2030.

Puedes leer el informe:

The-Sustainable-Development-Goals-Report-2023_Spanish.pdf (un.org)

 

La economía española ante el reto demográfico

Papeles de Economía Española, Revista trimestral, que se edita desde 1979 por la Fundación FUNCAS, analiza temas económicos relevantes y de actualidad a partir de planteamientos teóricos, pero esencialmente, de contrastaciones empíricas con un especial interés en las implicaciones de política económica. Su rigor teórico no es óbice para que sea accesible al amplio conjunto de agentes sociales que participan en el debate político.

El último número publicado de Papeles de Economía Española, N.º 176, junio de 2023, se centra en la España despoblada: LA ECONOMÍA ESPAÑOLA ANTE EL RETO DEMOGRÁFICO. Por su interés, se adjunta enlace a la revista y así como una recensión sobre los artículos publicados en el citado número. 

LA ECONOMÍA ESPAÑOLA ANTE EL RETO DEMOGRÁFICO

Sumario 

LA TRANSICIÓN DEMOGRÁFICA GLOBAL Y ALGUNOS DE SUS DETERMINANTES EN ESPAÑA

  • Transiciones demográficas: pasado y presente
  • Natalidad e instituciones
  • Inestabilidad laboral y calidad en el empleo. Relaciones con la mortalidad, la fertilidad y la salud
  • La inmigración en España

LAS CONSECUENCIAS ECONÓMICAS DE LOS CAMBIOS DEMOGRÁFICOS

  • El envejecimiento de la población trabajadora: tendencias y consecuencias
  • El futuro del sistema de pensiones: demografía, mercado de trabajo y reformas
  • Los retos del sistema sanitario a la luz de la transición demográfica
  • Efectos económicos de la demografía política

EL DESAFÍO DEMOGRÁFICO DESDE LA ÓPTICA RURAL-URBANA

  • El reto demográfico: políticas frente a la despoblación rural en España
  • Acceso a los servicios: la dicotomía rural-urbano
  • Nuevas autopistas y autovías y desarrollo rural 

Reflexión en la ponencia de la Leyenda Negra


Ahora que va a hacer un año de las jornadas sobre la Leyenda Negra en Granátula me apetece compartir este recuerdo y esta reflexión.

No hay mayor libertad que la educación, que por cierto se “mamá” en casa, la cultura y el conocimiento de la historia.

No hay mayor cárcel que la ignorancia que normalmente conduce a la mentira.

No hay mayor condena que observar impasible como te dicen lo que eres cubriéndote con un negro manto, ni siquiera cuando te alaban cambiando ese manto por un rosa con tono de romanticismo.

Nada como conocer el pasado, estar orgulloso del origen y mirar al futuro de frente.

Nada como ser cada uno lo que quiere ser sin dejarse llevar por lo que dicen que eres.

Orgulloso de la civilización española que personalmente considero que es de las más importantes después de la griega y la romana, de las que por cierto bebe: de la griega la filosofía y de la romana el ordenamiento.

Recuerda que tienes mi ponencia completa en https://donoso.es/?p=3411

Memoria sobre la situación socioeconómica y laboral

Entre mis documentos está esta memoria que hace un recorrido sobre la situación socioeconómica y laboral en España. Os dejo su resumen y al final el enlace al documento.

La Ley de Creación del Consejo Económico y Social establece que esta institución debe elaborar y presentar anualmente al Gobierno antes del final de mayo de cada año una Memoria en la que se expongan sus consideraciones sobre la situación socioeconómica y laboral de España. Cumpliendo con este mandato, el Pleno del CES aprobó el pasado 31 de mayo esta Memoria correspondiente al año 2022.
Esta Memoria tiene, a mi juicio, un valor añadido diferencial en relación con otros informes similares sobre la economía, el trabajo y la sociedad española: a su reconocida calidad técnica, se añade el hecho de que sus análisis y valoraciones son el resultado del diálogo y el consenso entre los sesenta consejeros y consejeras que
forman el Pleno del CES. Su composición es una radiografía del PIB de España; en él están representadas las principales organizaciones sindicales y empresariales, las organizaciones agrarias, pesqueras, de consumidores y de economía social, además de expertos independientes en el ámbito socioeconómico y laboral. El contenido de la Memoria es el resultado del diálogo social institucionalizado permanente que se
lleva a cabo entre todos estos agentes en el seno del CES.
La finalidad última de este documento es ofrecer al Gobierno, a los poderes públicos y a la sociedad un diagnóstico consensuado sobre la evolución de la realidad socioeconómica y laboral de España, un diagnóstico compartido que contribuya a mejorar la calidad del debate público y político en nuestro país sobre los principales logros alcanzados y sobre los retos de futuro.
A lo largo de sus tres capítulos, la Memoria 2022 ofrece, además de una rica información, algunas enseñanzas útiles sobre el comportamiento de la economía, del trabajo y de la sociedad española bajo los efectos de la concatenación de calamidades que estamos sufriendo desde 2020, así como de los efectos de las políticas económicas y sociales que se han aplicado para aliviar sus consecuencias.

Aquí está el acceso al documento completo:
Memoria_CES_2022-RESUMEN_EJECUTIVO.pdf» target=»_new»

Dar peces o enseñar a pescar

Una imagen vale más que mil palabras.
Y palabras y dichos como “Quien se viste de prestado en la calle le desnudan”,  “dame pan y llámame tonto”, “el pan del beso” y “no hay mas libertad que la independencia económica y tener un trabajo”.

Para pensar en aquellas situaciones en las que oigas que algo es regalado, gratis, que no tiene coste (en particular si el mensaje viene desde la política)

Celebración del día del Tercer Sector

El día 9 de octubre se celebra el día del Tercer Sector. Un sector definido por «exclusión», no es empresa y tampoco es Administración Pública. ¿Es otra cosa?

Os animo a leer mi artículo https://donoso.es/?p=3339 donde comento las características que definen al sector, en lugar de definirlo por lo que no es.

¿Y esto por qué? Porque cuando la respuesta es que es un sector no lucrativo, otra vez lo definimos por exclusión, y atendiendo a la definición de lucro «que produce utilidad», ¿cómo que el Tercer Sector no produce utilidad? La respuesta es clara, produce utilidad y además sirve de contención en el mundo capitalista entre los extremos mas pudientes y privilegiados con las capas excluidas.

Por cierto me encantó el catedrático Antón Costas. Como Economista, y ahí están mis artículos, defiendo que en la sociedad capitalista las empresas que tienen un mejor desempeño económico y por ende un mayor valor para el accionista son también las que tienen el mejor desempeño social, integrada en la sociedad, cuidado de los trabajadores, en fin, haciendo lo que ahora llamamos ESG, porque siempre importamos cosas del inglés en lugar de utilizar el castellano.

Os dejo el video del encuentro.

Rondalla Oretana

Os dejo este vídeo de CMM sobre nuestra Rodalla Oretana. Enhorabuena y ánimo a todas las personas que, en un pueblo pequeño como Granátula, forman parte de estas asociaciones que mantienen viva las costumbres y la sociedad.

Vigilancia volcánica

Como dicen aquellas relaciones, «detrás de una peña guifeña»…» no se sabe lo que sea…», «huele a alcrivite, como cuando se disparan cohetes». En nuestro pueblo, en el camino de valenzuela hay una fumarola volcánica activa. Os dejo el artículo sobre la vigilancia volcánica.

Nuevo libro: Comunicación y Tercer Sector de Acción Social

Os dejo mi última publicación. Participo en un capítulo con dos colegas, Javier Corral de la Universidad del País Vasco y Julio Moreno de la Universidad Nacional a Distancia, sobre el Tercer Sector.

Ante una amplia literatura académica y profesional sobre cómo comprender y gestionar la reputación en las organizaciones, esta obra discute desde varios puntos de vista sobre cómo concebir esa reputación en entidades tan determinantes en la actualidad como las que pertenecen al Tercer Sector de Acción Social (TSAS). La sociedad civil, los líderes de opinión y los posibles grupos de interés confieren un alto grado de reconocimiento a la labor del TSAS, por lo que la comunicación se convierte en palanca estratégica y fundamental para organizaciones cuya identidad es, en primer término, ayudar a seres humanos vulnerables, o combatir situaciones de injusticia. Treinta autores confrontan cuestiones inherentes a la reputación de las ONG como responsabilidad y transparencia, profesionalización de la gestión de la comunicación o diplomacia corporativa y humanitaria. Esta miscelánea acaba con un acento crítico sobre la digitalización, la creatividad y la transgresión en las narrativas transmediáticas de las ONG, y en la necesidad o no de establecer métricas de una reputación tan específica como la de las entidades sin ánimo de lucro.